Cómo comprar y almacenar ajo en casa - Ferroice | Cámaras de Conservación

Cómo comprar y almacenar ajo en casa

Cómo comprar y almacenar ajo en casa

Como comprar y almacenar ajo en casa

Cualquier cocina bien equipada necesita algunas cabezas de ajo. ¿Qué receta no comienza con picar un diente o dos? La pasta, las verduras e incluso el pan serían aburridos sin él. Así que, comprar un ajo de mala calidad en el supermercado no es una opción. Aquí os proponemos unos consejos de compra y almacenamiento del ajo:

Cómo comprar

A pesar del suministro aparentemente interminable en el supermercado, en realidad hay una temporada para el ajo. La temporada local de ajo fresco se extiende desde mediados del verano hasta comienzos del otoño. En otras épocas del año, el ajo que se ve en la tienda probablemente se está acabando. 

Pero el ajo es un ingrediente que se usa durante todo el año, por lo tanto, independientemente de cuándo lo compres, intenta elegir la cabeza más fresca posible. Levanta la cabeza del ajo y aplica una ligera presión para asegurarse de que ninguno de los dientes del exterior esté demasiado blando o seco. El tacto debe ser firme y los dientes no deben estar huecos ni deshidratados.

Cómo almacenar

Es imperativo mantener el ajo fresco y seco, así que evita la humedad. La humedad puede hacer que los dientes desarrollen moho y, por lo tanto, se pudran. Puedes dejarlo en tu despensa junto con otros productos secos como cebollas, o guardarlo en una bolsa de papel. Lo ideal es usar el bulbo de ajo entre 7 y 10 días después de comprarlo, pero si está debidamente secado, el ajo puede durar mucho tiempo. 

 

Ferroice®, alquiler de cámaras frigoríficas para la conservación de productos Hortícolas, Hortofrutícolas y Ecológicos

Compártelo

USO DE COOKIES Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies

Cerrar