Las enfermedades más importantes de las cebollas - Ferroice | Cámaras de Conservación

Las enfermedades más importantes de las cebollas

Las enfermedades más importantes de las cebollas

El éxito de un cultivo de cebolla depende en parte de la prevención y el control efectivo de las plagas y enfermedades. Pero además este éxito va asociado a la eficiencia y el control de la conservación en las cámaras frigoríficas.  Se podría decir que es un binomio Agricultores/Productores ✚ Ferroice®.

A continuación os detallamos cuáles son los hongos, bacterias, virus, insectos y nematodos que afectan a la cebolla tanto en el campo como en su almacenaje; muchas de las cuales afectan negativamente al rendimiento y a la calidad de la cosecha.

Hongos que afectan a la cebolla

Enfermedad de la mancha púrpura (Alternaria porri)

Enfermedad-de-la-mancha-púrpura-(Alternaria-porri)

Esta enfermedad se encuentra en todas las regiones en donde se cultivan cebollas, pero es especialmente activa en condiciones de calor y humedad.

Síntomas

En las hojas pueden observarse unas pequeñas lesiones acuosas con el centro blanco. A medida que aumentan de tamaño las manchas, se forman unos anillos mayores de color marrón-granate que contienen esporas. Los bordes de las manchas son de color púrpura rojizo y se encuentran rodeados por una zona amarillenta. Si las manchas se funden entre sí, pueden atacar toda la hoja, provocando que se marchiten y mueran. Las hojas más viejas son también las más vulnerables a esta enfermedad.

Moho negro (Aspergillus niger)

Al igual que ocurre con el Penicilium, el Aspergillus es sobre todo un problema que se manifiesta durante el almacenamiento y el transporte.

Síntomas

Puede presentarse un desarrollo fúngico, de color negro debajo de la piel seca, aunque a menudo no se observa nada exteriormente. En cada una de las capas de la cebolla pueden existir esporas. Las capas afectadas en primer lugar presentan
un aspecto acuoso y, transcurrido un tiempo, se desarrolla el hongo dando lugar a una rápida proliferación de esporas negras. Los bulbos acaban marchitándose.

Podredumbre del cuello (Botrytis aclada)

La podredumbre del cuello de la cebolla es un grave problema a nivel mundial para el cultivo de ésta especie. La enfermedad surge durante el almacenamiento y el transporte y puede provocar pérdidas considerables. 

Síntomas

Los bulbos presentan, en general, un cuello blando. Si se realiza un corte transversal, puede observarse que las distintas capas empiezan a ponerse de color marrón, gris o negro a partir del cuello.

En ocasiones, se puede ver un desarrollo fúngico de color blanco ó grisáceo. El hongo de la podredumbre del cuello puede entrar en él a través del disco basal o de tejidos dañados, y es en este lugar donde aparecerán los síntomas de la enfermedad. En un estadio posterior, el bulbo se marchita y queda cubierto con un micelio gris. En ocasiones, éste presenta, además, grandes esclerocios.

Botritis de la hoja (Botrytis squamosa)

Los diferentes tipos de Botrytis son una fuente importante de patógenos en las cebollas, y este hongo se encuentra en todos los lugares donde éstas se cultivan. La Botrytis puede provocar también la podredumbre del cuello. 

Síntomas

La Podredumbre de la Hoja puede identificarse por unas pequeñas manchas blancas con un halo de color de verde claro. En sus fases iniciales, las manchas pueden distinguirse de las provocadas por los insectos, granizo o daños mecánicos. Una vez infectada con botritis, la hoja se rompe en ángulo recto a la lesión cuando se presiona. En el transcurso del tiempo, las lesiones aumentan de tamaño, se fusionan entre sí y pueden provocar la muerte de la hoja.

Manchas filamentosas de la piel (Colletotrichum circinans)

Síntomas

El Colletotrichum es un problema que se presenta, básicamente, en las cebollas blancas. En las cebollas secas pueden observarse unos anillos constituidos por corpúsculos negros en desarrollo.

Podredumbre basal (Fusarium oxysporum f.sp. cepae)

La fusariosis de la raíz supone un problema considerable, especialmente en las zonas subtropicales. No obstante, puede surgir en las regiones de clima más suave durante los veranos cálidos. 

Síntomas

Los primeros síntomas son la aparición de hojas amarillentas y retorcidas. A continuación, las hojas mueren empezando por la punta. Durante las primeras etapas de la infección, toda la planta puede marchitarse. Las raíces que han sufrido la infección adquieren un color marrón oscuro y se pudren. A medida que se desarrolla la infección, se hace visible un desarrollo fúngico blanco en la base del bulbo que, en contraste con la podredumbre blanca de la cebolla, no contiene esclerocios. Si se corta longitudinalmente un bulbo infectado, se observará que el fondo del bulbo y la parte inferior de las diversas capas aparecen acuosos y de color gris claro.

Moho Azul (Penicillium spp.)

Esta enfermedad tiene lugar, sobre todo, en el almacenamiento y transporte.

Síntomas

En las cebollas aparecen unos puntos acuosos de color amarillo claro, querápidamente aumentan de tamaño manifestando un desarrollo fúngico verde azulado. Si se abre por la mitad la cebolla, se puede ver que las distintas capas tienen un aspecto acuoso y color marrón grisáceo. Después de algún tiempo, los bulbos se ponen blandos y puede desarrollarse la podredumbre húmeda. Los bulbos infectados desprenden mal olor.

Mildium (Peronospora destructor)

El Mildium de la cebolla puede encontrarse en prácticamente la totalidad de las regiones más importantes de crecimiento de la cebolla. Ocurre básicamente durante períodos de tiempo frío y húmedo, y afecta a la calidad y cantidad de las 

Síntomas

Los primeros síntomas que aparecen son manchas ovaladas, de color verde claro, que más tarde se cubren con esporas de color gris violáceo. Las hojas que han quedado afectadas pueden desarrollar igualmente otros hongos tales como la Mancha Púrpura, que hace que las hojas adquieran un color negro.

Enfermedades de las puntas blancas (Phytophthora porri)

Síntomas

Este hongo provoca la formación en la hoja de pequeños puntos de color claro. Los puntos aumentan rápidamente de tamaño cuando hay humedad y frío (< 15º C). Las lesiones se encuentran básicamente en la mitad superior de la hoja, a menudo rodeadas por lo que es a veces una zona húmeda de tamaño considerable y color verde. Después de algún tiempo, las zonas afectadas y las puntas de las hojas se marchitan. El color blanco en las puntas de las hojas es una característica típica de una infección por Phytophthora. Este hongo puede provocar podredumbre cuando la cosecha se encuentra almacenada.

Roya (Puccinia allii)

Síntomas

Comienzan con la aparición de agrupamientos de esporas (pústulas) de color marrón óxido, que se distribuyen por la parte superior e inferior de las hojas ; el tejido foliar que rodea las pústulas se vuelve de color amarillo claro. En una fase posterior de la enfermedad, pueden formarse esporas de color marrón oscuro (teliosporas). Los daños ocasionados en cebollas están principalmente relacionados con la mala apariencia, mientras que en ajos o en cebollinos podría dar lugar a mermas importantes, tanto en calidad como en cantidad.

Raíz rosada (Pyrenochaeta terrestres)

La Raíz Rosada es un problema importante en cebollas. Esta enfermedad puede provocar disminuciones considerables del rendimiento del cultivo en los climas tropicales y subtropicales.

Síntomas

Las plantas más infectadas por la raíz rosada aparecen como si sufrieran falta de agua o tuviesen deficiencia de algún nutriente. Las raíces de los bulbos infectados primero adquieren un color rosa claro y, de acuerdo con la importancia de la infección, el color se hace más intenso, cambiando de rosa a rojo y por último a púrpura oscuro. Después de esto, las raíces se marchitan y mueren. En la piel de las cebollas blancas puede a veces observarse también una decoloración de color rosa/púrpura.

Podredumbre blanca (Sclerotium cepivorum)

La podredumbre blanca de la cebolla es una de las enfermedades fúngicas más importantes y perjudiciales que afectan a las cebollas y provoca daños considerables en cualquier lugar del mundo en que se cultive esta especie.

Síntomas

Las hojas empiezan a amarillear y se marchitan. Si se arranca de raíz una planta infectada, se observará un considerable desarrollo fúngico blanco en las raíces y en el fondo del bulbo. Se forman innumerables esclerocios pequeños y de color negro, tanto en este desarrollo fúngico como en las partes afectadas. Las plantas pueden morir totalmente como consecuencia de esto.

Stemphylium (Stemphylium vesicarium)

El Stemphylium es un hongo que se encuentra en todo el mundo pero que es especialmente perjudicial en las regiones más cálidas.

Síntomas

Los primeros síntomas son muy similares a los que se observan con la Mancha Púrpura. El ataque empieza con unos pequeños puntos acuosos, de color amarillo claro a marrón. Después de algún tiempo, se desarrollan manchas alargadas que pueden fusionarse entre sí y atacar toda la hoja. Las manchas son de color marrón claro en la parte media, oscureciéndose hacia los bordes. Pueden verse claramente los cuerpos negros en desarrollo.

Tizón de la cebolla (Urocystis cepulae)

El carbón de la cebolla es un problema de las cebollas de siembra directa en zonas de clima moderado.

Síntomas

En los cotiledones y en la primeras hojas se pueden observar puntos o tiras negras que aparecen a menudo ligeramente hinchados. Más tarde, se abren del todo y se sueltan un gran número de esporas. Las plantas infectadas sufren un retraso
en el crecimiento y, en los casos de extrema infección, mueren en el plazo de pocas semanas. Los síntomas permanecerán visibles durante toda la temporada y, en última instancia, infectarán también el bulbo. Las lesiones en los bulbos son a menudo el punto de entrada de diferentes patógenos secundarios que provocan la podredumbre.

Bacterias que afectan a la cebolla

Podredumbre blanda (Erwinia carotovora subsp. Carotovora)

La podredumbre blanda bacteriana ocurre en muchos tipos de cultivos. Puede reducir considerablemente el rendimiento de cosechas de cebolla tanto en el campo como en el almacén.

Síntomas

La Erwinia puede infectar las plantas en el campo. Las hojas se marchitan y finalmente se secan. Si se realiza un corte longitudinal de una planta infectada, se observará que la parte media del nuevo bulbo aparece completamente suelta y muy pegajosa. Las túnicas se vuelven blandas y con aspecto acuoso. Más tarde, se formará una sustancia gelatinosa de color entre amarillo claro y marrón claro. Los bulbos afectados son blandos y acuosos y, cuando se aprietan, sale de ellos un fluido o pulpa pegajosa.

Pantoea ananatis (Pantoea ananatis)

Además de una forma de podredumbre del bulbo, esta bacteria puede también producir síntomas en las hojas de la planta de cebolla. Se produce principalmente en regiones cálidas y puede dar lugar a mermas importantes en el rendimiento.

Síntomas

Las plantas sucumben a la infección una vez en campo. Los síntomas iniciales se hacen visibles en las hojas interiores más jóvenes. Son pequeñas lesiones acuosas que rápidamente se extienden por toda la hoja. En la hoja aparecen parches y rayas de color blanco. La infección pasa luego al bulbo, donde las capas infectadas se vuelven blandas y acuosas. El color de las capas infectadas puede ir del amarillo claro al marrón. Si se extrae de raíz el bulbo, la hoja se desprende fácilmente de este, rezumando un fluido espeso (de la hoja y el cuello del bulbo). A menudo se produce una infección secundaria por Erwinia.

Podredumbre agria (Pseudomonas cepacia)

 

Síntomas

Son particularmente susceptibles a esta enfermedad las hojas jóvenes. A menudo sufren el ataque en su mismo núcleo y adquieren un color marrón claro. Más adelante se desarrolla una podredumbre húmeda y blanda. La primera característica después de la recolección es el reblandecimiento del cuello. La capa exterior del interior del bulbo se hace acuosa y adquiere un color amarillo claro, produciendo más tarde una pulpa de color marrón amarillento. Los bulbos infectados con Pseudomonas cepacia expelen un olor típicamente ácido y fuerte.

Bacteriosis de las capas deslizantes (Pseudomonas gladioli pv. Alliicola)

Síntomas

Al comienzo, existen muy pocos síntomas externos visibles en los bulbos, siendo la única característica la de un cuello algo más blando de lo normal. Las capas centrales (a menudo una o dos) son blandas y presentan un aspecto como si hubiesen sido cocidas. Estas capas adquieren más tarde un color marrón. Los bulbos afectados llegan a secarse y se marchitan. Las bacterias pueden afectar igualmente a las plantas jóvenes en el campo. Las hojas se marchitan y pueden llegar a morir. Los síntomas que se observan en el campo son difíciles de distinguir de los de Erwinia.

Enanismo amarillo de la hoja (Onion Yellow Dwarf Virus)

Enanismo-amarillo-de-la-hoja-(Onion-Yellow-Dwarf-Virus)

Síntomas

El virus del enanismo amarillo de la hoja puede encontrarse en todo el mundo. Las primeras indicaciones de la enfermedad se manifestarán en las hojas más jóvenes. Las hojas adquieren un color gris claro y se forman tiras amarillas alrededor de las venas. El follaje se dobla un poco, se ondula y cuelga curvado o plano. Las plántulas infectadas presentan síntomas más fáciles de observar, ya que permanecen de tamaño pequeño, y el follaje aparece curvado, amarillento, con tiras y pliegues.

Virus de la mancha amarilla en lirio (IYS V – Tospovirus)

Síntomas

El virus de la mancha amarilla en lirio está relacionado con el virus del bronceado del tomate (TS WV). Los síntomas iniciales incluyen lesiones en forma de diamante en hojas y escapos florales. Tales lesiones tienen a menudo, aunque no siempre, el centro de color verde. El virus sólo puede matar plántulas. Las plantas fuertemente infectadas presentan un aspecto atrofiado. Son entonces más susceptibles a otros factores de estrés.

Insectos que afectan a la cebolla

Polilla de la cebolla (Acrolepiopsis assectella)

Síntomas

Las larvas de la polilla de la cebolla se alimentan de la epidermis de las hojas, creando zonas transparentes (ventanillas). Debido a la degradación natural de la membrana, a continuación se forman agujeros en la hoja. Una segunda generación de orugas puede empezar a avanzar comiendo hasta el interior del bulbo, lo que provocará la podredumbre del cuello. El primer ataque suele observarse por primera vez en las hileras de plantas situadas en el perímetro del campo.

Gusano de alambre (Agriotes spp.)

Síntomas

Muerte de plántulas y plantas de cebolla jóvenes.

Gorgojo (utorhynchus suturalis)

Síntomas

El gorgojo horada túneles en las hojas de las cebollas y deposita en ellos sus huevos. Cuando las larvas se transforman en adultos, se vuelven de color naranja. Los daños que ocasiona son parecidos a los de la polilla de la cebolla, si bien el gorgojo hace más agujeros y come de forma más parcheada. Por otro lado, el gorgojo sólo produce una generación al año.

Minador de la cebolla (Liriomyza cepea)

Síntomas

Las pequeñas larvas de color gris ceniza de este insecto se introducen formando galerías en las hojas. Las larvas avanzan irregularmente y son de color blancuzco o verde claro y, a medida que crecen, las galerías se hacen más anchas. El daño provocado por una única larva es relativamente insignificante, mientras que un gran número de ellas pueden debilitar considerablemente, o incluso destruir, las plantas jóvenes. Las hojas infectadas son más susceptibles a daños producidos por el viento y por otros patógenos.

Trips (Thrips tabaci)

Síntomas

La infestación se hace patente al aparecer unos puntos de color verde claro en la hoja, que acaban por convertirse en un moteado de color gris plata. Es igualmente posible ver los trips en estado larvario; en forma de pequeños insectos alargados, de color marrón claro, que se encuentran básicamente en las axilas de la hoja o en los tejidos jóvenes de las hojas interiores. Los trips pueden causar daños estéticos en el cuello y túnicas del bulbo.

Nematodos que afectan a la cebolla

Nematodos de hoja y bulbo (Ditylenchus dipsaci) 

Síntomas

Las hojas de las plantas jóvenes se retuercen y deforman gravemente. Más adelante, las plantas infectadas se siguen desarrollando de manera deficiente y adquieren un color azulado. Las hojas pueden llegar a adquirir una consistencia gruesa y frágil. Los bulbos infectados se vuelven cerosos. Las capas del interior se hinchan y en la mayoría de los casos pueden provocar el estallido del bulbo y permitir que la raíz se desprenda con facilidad. Algunas malas hierbas, como la pamplina o hierba pajarera, que crecen en terrenos infectados, presentan un crecimiento seriamente retardado. Esto puede facilitar el diagnóstico.

Nematodo lesionador de las raíces (Pratylenchus penetrans)

El nematodo lesionador de las raíces constituye un problema a nivel mundial. Este nematodo cuenta con una amplia gama de plantas hospedantes. Además de causar daños directos, el nematodo interacciona también con otros patógenos del suelo. 

Síntomas

Los síntomas típicos que exhiben las plantas dañadas por nemátodos lesionadores de las raíces son un crecimiento atrofiado y una zona radicular mal desarrollada que carece de los pelillos radiculares. En las raíces se puede apreciar a menudo un parcheado de zonas hundidas. Esas lesiones son de forma irregular y en los estadios iniciales de color claro, volviéndose más oscuras a medida que maduran.

Desde Ferroice® esperamos que la información haya sido de utilidad. Puedes ampliar la información en el PDF de Bejo EspañaLas enfermedades más importantes de las cebollas.

Imágenes: Bejo España.

 

Contacta con nosotros

Ferroice®, alquiler de cámaras frigoríficas ❄️ para la conservación de productos Hortícolas, Hortofrutícolas y Ecológicos
Compártelo

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies